Petitjuegos Estimulantes para tu bebé: El Gateo

Estimulación del Gateo

Bienvenidos Petits!

Hoy queremos hablaros de la importancia del GATEO en nuestros peques,  ya que es una fase fundamental en el desarrollo de su cerebro.

Cada vez les ponemos más trabas para  gatear e incluso intentamos que caminen antes de tiempo sujetándoles de las manitas, olvidando que sus piernas todavía no están preparadas. Debemos intentar que estén en el suelo el mayor tiempo posible para que pueda moverse, explorar y descubrir su entorno. Colocarles objetos separados de su alcance para que,al  intentar cogerlos, se vean obligados a desplazarse.

El gateo conecta los hemisferios cerebrales facilitando el cruce de información y ayudando a madurar el sitema cognitivo que es e que les ayudará en el aprendizaje. Ayuda a establecer la futura lateralización del cerebro (cuando uno de los hemisferios se convierte en dominante y el otro en servidor para no tener que operar ambos a la vez).

Desarrolla el patrón cruzado que es lo que nos permitirá caminar erguidos manteniendo el equilibrio. Al gatear se tonifican adecuadamente los músculos que más adelante permitirán que el niño mantenga la columna perfectamente recta cuando esté maduro para poder ponerse de pie.

Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo. Esto le ayudará a localizar las partes de su cuerpo.

Es un magnífico ejercicio muscular para los ojos ya que al mirar al suelo para colocar la mano o la rodilla convenientemente, el niño enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia.

Al apoyar la palma sobre el suelo le manda información al cerebro de las sensaciones y texturas que percibe. Además, al apoyar su peso en las palmas de las manos está percibiendo la oposición de la gravedad y aprendiendo a manejarse con ella.

Le ayuda a medir el mundo que le rodea. La distancia que hay entre los ojos y la palma de la mano al gatear es una medida fundamental, LA BRAZA, en todas las civilizaciones. ¿Cuantos habéis vuelto a una casa en la que estuvisteis de pequeños y la recordábais mucho mayor? El motivo es éste, la medida de la braza es menor cuanto más pequeños somos.

Ayuda a poder escribir en el futuro. Mediante el gateo se va desarrollando la coordinación cerebral ojo-mano. Cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir.

Como veis es muy importante dejarles libertad para que se desarrollen a su ritmo y no intentar que camine antes que cualquier otro niño.

¿Habéis probado a gatear a su lado o echar carreras a cuatro patas? Las risas están garantizadas!!

Feliz semana Petits!

P.D. Si te perdiste los anteriores puedes encontrarlos aquí.

Información sacada del libro “Sí, su bebé es un genio” de Glen y Janet Doman

 

Deja un comentario